La asertividad

Escrito por Paradigma 4.0

20 Abr, 2021

ASERTIVIDAD

Las relaciones interpersonales son en sí mismas complejas, porque básicamente todos somos distintos, con diferentes puntos de vista, constructos, y habilidades de interlocución, entre otros factores. Pero ello, no debe ser una limitante y menos aún un determinismo, sino más bien un desafío para desarrollar mejores habilidades sociales.

En cuanto al desafío nada es más significativo que desarrollar la ASERTIVIDAD, que es la capacidad de los seres humanos para expresar lo que piensan y lo que sienten, (opiniones, sentimientos, deseos y reclamación de derechos) de forma adecuada y en el momento preciso. Las personas con un adecuado nivel de asertividad son personas que entendieron que, guardar silencio enferma y que decir las cosas en forma impositiva y/o violenta, desmedra aún más las relaciones, por tanto, NO permanecen en silencio pero tampoco se expresan desde la ansiedad, el dolor o la molestia, sino de forma tal que no afecte los derechos o sentimientos de los demás.

La asertividad puede ser adquirida a partir del aprendizaje vicario (imitación de un otro
significativo, en los primeros septenios de vida) o por medio del ejercicio consciente y
constante. Se puede aprender a decir lo que se piensa y lo que se siente, sin alienar los
derechos básicos, propios de la identidad y la condición humana, y sin agredir ni hacer sentir mal a los otros.

Para entrenarte, debes comenzar con pequeñas acciones conscientes, que no te
hagan sentir ansioso ni temeroso; por ejemplo, cuando te pregunten qué quieres comer o
dónde te gustaría ir, o qué quieres hacer un día especifico, manifiesta lo que realmente
quieres
, sin contemplar lo que el otro podría pensar o si lo que vas a decir, no es lo que el
otro quiere escuchar. Por ejemplo, “si te sirven en el café, un mocaccino muy amargo, o
viene muy frio, pide al encargado que te lo cambie por favor, por lo que realmente estás
esperando, y no te resignes, quedándote en silencio y bebiendo algo que no es de tu agrado”.

Luego de ello, desafíate a desarrollar la tolerancia al NO y aprende a decir NO, es
esencial para que la asertividad se comience a instalar en ti. Sin titubear, cuando no quieras realizar algo o se te solicite algo que te incomoda, de forma firme y decidida di “NO” y expresa tu emoción; por ejemplo, “NO, me sentiría incómod@, gracias” sin mayores explicaciones. Con el tiempo te darás cuenta que ese simple monosílabo es profundamente aliviador.

Es probable que algunas personas se sientan decepcionadas ante esta nueva forma
de expresarte, pero recuerda que mientras expreses tus necesidades de una manera
considerada, no eres en absoluto responsable de lo que los otros piensen o sientan, y como menos es más, sólo sé simple y sencillo en tus peticiones y en tus negaciones, NO des explicaciones, sólo se cortés en expresar lo que piensas, sientes o deseas.

Siempre comienza hablando por ti mismo, utiliza tu segundo monosílabo aliado, “YO”, y expresa desde primera persona, lo que piensas, sientes o deseas. Por ejemplo, “Yo me siento demasiado cansada hoy como para cocinar, no lo haré, pero podríamos pedir una
pizza, o cocina tú y yo lavo la loza”; “Yo no podré hoy con todo lo que se me ha pedido, pero continuaré mañana, después de descansar”
.

Jamás sientas culpa ni vergüenza por expresarte, las libertades son individuales y cada una de ellas termina donde comienza la otra; por tanto usar adecuadamente tu libertad debería enorgullecerte, y jamás hacerte sentir una mala persona, así que NO te andes disculpando por la vida cuando expresas o pides algo. Comunícate educadamente, cuidando la entonación de tu voz y el vocabulario.

El lenguaje no verbal y el tono de voz son imprescindibles, para demostrar seguridad; ponerse de pie marca asimetría, inclinarse un poco suaviza la conversación, sonreír o mantener una expresión facial neutra o mirar a la persona a los ojos, son acciones que denotan cercanía y seguridad. También debes hablar con claridad y en un tono de voz lo suficientemente alto para ser escuchado, pero que no parezca agresivo. Es importante mostrarse seguro cuando se solicita algo o se manifiesta una preferencia.

Una vez más ten en cuenta que No tienes que justificar o explicar tu opinión, cuando has tomado una decisión o das una opinión, con la que otros no estén de acuerdo. Ellos pueden tratar de ejercer control sobre ti, quizás hasta te exijan que des una justificación por tu decisión, elección y opinión; pero ahí recuerda que las personas que carecen de asertividad son las que piensan en forma grupal, para sentirse parte de sus pares; y se deshacen en explicaciones o justificaciones cuando hacen o dejan de hacer algo, aun cuando nadie se las pida. Es como si pidieran permiso para vivir en libertad, siendo presos
del que dirán.

Hay un viejo escrito, desconozco su autor, pero acertadamente dice: “No des explicaciones, para tus amigos son innecesarias, tus enemigos no las creerán, y los necios no las entenderán ”

La persistencia es parte de la ciencia, así que cuando enfrentes situaciones complejas, maten tu posición de asertividad. Nunca pierdas la calma, recuerda respirar profundo y exhalar en 10 tiempos. Toda vez que otros estén en desacuerdo contigo, no te molestes ni te pongas a la defensiva; busca la respuesta más asertiva y sin mayores explicaciones, deja del diálogo, porque definitivamente no llegará a buen puerto si se siguen tratando de atropellar las libertades. “Se necesitan dos para discutir, jamás seas uno de ellos”

Y finalmente, aprende a decidir qué batallas luchar y cuáles dejar pasar, no siempre podremos ser asertivos y está bien; debes aprender a reconocer la situación y el contexto, y ello te hará determinar cuándo ser pasivo, agresivo o definitivamente asertivo.
Habrán momentos en que sea más apropiado ocultar tus sentimientos, u opiniones, pero lo más importante es que al respetar la validez de tus opiniones y deseos te irás sintiendo más segur@ por la vida, ya que ser asertivo te permite conseguir exactamente lo que quieres e independientemente del resultado, tendrás el control de tu propia
vida.

Escrito por: Ethelyn Pinto

También te puede interesar…

Empatía

Empatía

LA EMPATÍA EMPATÍA, es la capacidad de sentir la experiencia emocional de un otro, aún cuando no se compartan las...

Depresión Infantil

Depresión Infantil

DEPRESIÓN INFANTIL La OMS registra un 3% a 5% de la población infantil con ésta patología y se ha demostrado también,...

1 Comentario

  1. Jemima

    Excelente.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This