Depresión Infantil

Escrito por Paradigma 4.0

5 May, 2021

DEPRESIÓN INFANTIL

La OMS registra un 3% a 5% de la población infantil con ésta patología y se ha demostrado también, que en 3 meses de psicoterapia, son remitidos los síntomas; y que la mejor medicación psiquiátrica está en los antidepresivos, inhibidores de la recaptación de la serotonina.

Sintomatología General: (puede cambiar según la edad y características particulares de cada niño)

  • Irritabilidad elevada, ira y hostilidad extrema
  • Tristeza frecuente o cuadros de labilidad
  • Sentimientos de desesperanza
  • Disminución de su interés en actividades, o dificultad para divertirse en actividades que antes eran sus favoritas
  • Aburrimiento persistente
  • Falta de energía o cansancio
  • Aislamiento social o falta de comunicación
  • Baja autoestima o sensación de culpa o responsabilidad por cosas malas que pueden pasar
  • Sensibilidad extrema al rechazo o poca resistencia ante los fallos o errores
  • Quejas frecuentes sobre problemas físicos (dolores de cabeza, de estómago, mareos, náuseas) sin ninguna causa médica comprometida.
  • Ausencias al colegio, o disminución del rendimiento escolar
  • Problemas de concentración
  • Cambios en los hábitos alimentarios o del sueño

¿Cómo podemos ayudar a un niño con depresión infantil?

Los padres, educadores, profesores y demás personas que forman parte del entorno del niño, pueden ayudar más de lo que creen. Algunas de las formas para llevar esto a cabo son:

1.ELOGIARLO, de forma frecuente y sincera. Es importante decirle al niño lo que hace bien en ese momento, e intentar conocerlo a fondo para darnos cuenta de lo que piensa de sí mismo, las virtudes y defectos que cree poseer, y ayudarle a reestructurar los pensamientos considerados negativos; por ejemplo, reforzando siempre los pensamientos positivos y ayudarle a encontrar los que no reconoce.

2.FRENTE A LA SENSACIÓN DE CULPABILIDAD, intentar que su lenguaje sea en un tono positivo, ayudarle a distinguir, dando las razones adecuadas, entre los acontecimientos que él puede controlar y los que están fuera de su alcance, y no culpabilizarse por éstos últimos; por ejemplo, ayudarle a identificar la diferencia del mundo de los niños y de los adultos en cuanto a las responsabilidades.

3.ESTABILIDAD FAMILIAR, anticipar cualquier cambio que se vaya a producir en el sistema familiar, explicando la razón de ellos; por ejemplo, en un lenguaje adecuado a cada edad, para reducir sus preocupaciones. O establecer una rutina diaria con explicaciones claras, sencillas, precisas y contingentes.

4.DESESPERACIÓN e IMPOTENCIA. Si bien la expresión emocional es esencial, debemos dotar al niño de herramientas para identificar y hablar de sus emociones. Podemos pedirle que escriba en una libreta sus pensamientos positivos de 3 a 4 veces al día. De esta forma, éstos irán aumentando, y se la expresión de emociones se verá favorecida. (tener un frasco grande y transparente, donde él vaya guardando las emociones positivas, y sentarse con un adulto a revisarlos, terminada la semana).

REFERENCIAS

RED CENIT, “DEPRESIÓN INFANTIL: ¿cómo ayudar a un niño con síntomas depresivos?”, septiembre 2018, rescatado de https://www.redcenit.com/depresion-infantil-como-ayudar-al-nino/ el 1 de abril de 2021

FAROS, “Depresión en niños, información para padres y familiares”, enero 2020, rescatado de https://faros.hsjdbcn.org/es/articulo/depresion-ninos-informacion-padres-familiares el 1 de abril de 2021

Escrito por: Ethelyn Pinto

También te puede interesar…

Empatía

Empatía

LA EMPATÍA EMPATÍA, es la capacidad de sentir la experiencia emocional de un otro, aún cuando no se compartan las...

La asertividad

La asertividad

ASERTIVIDAD Las relaciones interpersonales son en sí mismas complejas, porque básicamente todos somos distintos, con...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This