¿Qué es la Psicología forense?

Escrito por Paradigma 4.0

29 Jul, 2020

La psicología forense puede ser considerada como una rama de la psicología cuya finalidad es colaborar con los funcionarios que deben resolver un proceso judicial. Su función básica de los psicólogos forenses es de recolectar y estudiar datos psicológicos que sean útiles en el marco de un juicio.

Los expertos en esta área jurídica deben tener conocimientos legales para llevar a cabo sus tareas correctamente y poder trabajar junto con abogados, fiscales y jueces. Por lo tanto, un psicólogo forense puede convertirse en un experto, actuando como perito a la hora de ofrecer su testimonio profesional en ciertos juicios, brindando así su contribución a la justicia. Es importante resaltar la necesidad de que el psicólogo forense conozca los conceptos y las reglas del sistema legal del país en el que trabaja; la falta de comprensión de cualquiera de los puntos fundamentales de la justicia puede llevar a ser excluido del proceso y perder credibilidad ante el tribunal.

Los tribunales de justicia suelen formular preguntas muy concretas al psicólogo forense, siempre relativas al caso que se juzga y en torno a las distintas variables psicológicas que pueden haber influido en los hechos. La terminología con que se expresan los distintos actores judiciales es el propio del ámbito legal, y así también se espera que el psicólogo forense se ciña a un lenguaje unívoco y coherente con el contexto.

Cuáles son las funciones de un psicólogo forense?

Existen diversas cuestiones que la psicología forense puede analizar para ayudar en un determinado juicio. Una de las más habituales refiere al estudio acerca de las facultades mentales y las condiciones psicológicas de alguna de las partes implicadas en un juicio, que involucra acusados, denunciantes y hasta testigos de un acusado para determinar si comprendía la acción en el momento que, presuntamente, cometieron el delito. El psicólogo forense también puede informar acerca del tratamiento que debería recibir un condenado. El juez, de este modo, contará con mayores herramientas para determinar cómo se ejecutará la pena.

Es importante entender que la psicología forense puede explicar la conducta de una persona y brindar esa información a un tribunal, pero no tiene la capacidad ni la facultad para defender, querellar o juzgar a un individuo. Es decir, su función es descriptiva e informativa, y por tanto debe ser completamente neutral.

Existen situaciones en las que la psicología forense se encuentra a menudo en el foco de diversas polémicas, esto debido a que poseen la facultad para influir en las decisiones de los tribunales de justicia, y por tanto pueden eximir a un criminal de la culpa asegurando que no era consciente de sus actos. Esto no significa que los psicólogos forenses tiendan a buscar razones para justificar el accionar de los acusados; si no existiera esta rama de la psicología, el sistema no podría impartir justicia equitativamente y actuaría en contra de los principios de igualdad que intenta promover. Por lo que es importante mencionar que, en algunos casos, los profesionales psicólogos aportan información que se aplican como agravantes o atenuantes en ciertos crímenes, indicaciones que pueden repercutir de igual manera en la condena que se le impone al acusado.

Escrito por: Rodrigo Curcuy Rivero

También te puede interesar…

No se encontraron resultados

La página solicitada no pudo encontrarse. Trate de perfeccionar su búsqueda o utilice la navegación para localizar la entrada.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This